5 trucos para ahorrar en calefacción este invierno

Desde Anuncios Heraldo te enseñamos 5 trucos para ahorrar en calefacción este invierno, para que acondiciones la vivienda, y no pierdas calor durante los meses más fríos del año.

5 trucos para ahorrar en calefacción

Para ahorrar en calefacción no es necesario llevar a cabo grandes obras.

Para conseguir buenos resultados y ahorrar en las próximas facturas solo hace falta tener en cuenta y arreglar algunos pequeños detalles. No es necesario meterse en obras si no se desea ya que estos consejos son básicos, pero aprenderlos te servirá para mantener el calor en las diferentes estancias de la casa.

Con la llegada del frío, y del mismo modo que se hace con la ropa, conviene sacar las alfombras, las mantas, e incluso las cortinas gruesas.

1. Si los suelos de la vivienda no son de parquet, las alfombras te ayudarán a absorber el frío de las baldosas. Cuanto más gruesas sean y mejor se adapten a las bajas temperaturas, mejor harán su función.

2. Devuelve los libros a las estanterías. Uno de los mejores aislantes es el papel, material perfecto para evitar que entre y se concentre el frío de la calle. Por eso, si tienes estantes en las paredes, cambia la decoración por unos meses, y releva las figuras por los libros. Cuanto más pegados estén a la pared, mejor aislarán.

3. Si te acostumbras a dormir con una manta o un nórdico por encima podrás tener la calefacción mucho más baja y por tanto, ahorrar más. Además, si tu cama da a la pared, poner un par de cojines te ayudará a mantener el calor. Sin duda, los edredones de pluma de oca son una gran elección, ya que mantienen totalmente el calor humano que se desprende entre la propia colcha y el cuerpo, sin dejar que se escape al resto de la habitación.

Para acabar con las condensaciones de humedad de los sitios fríos, cerrados o con malos olores, es fundamental ventilar las estancias frecuentemente, sobre todo los baños. Mejor que mantener las ventanas abiertas toda la mañana, es hacerlo en turnos de tan solo cinco minutos pero durante todo el día. Así mejora el ambiente y la ventilación, y no se gasta tanto en que el termostato de la calefacción llegue de nuevo a la temperatura que hemos indicado.

4. Un truco perfecto para los amantes de la decoración es el de revestir de corcho ciertas paredes o techos, e incluso el interior de los armarios. Es un material bonito y a la vez es un gran aislante térmico.

5. Si las ventanas son antiguas y no tienen buenos cerramientos, merece la pena hacer el esfuerzo económico de cambiarlas por unas que tengan los cristales de PVC. Pero si el momento económico no lo permite, también puedes combatir el frío que se cuela por las rendijas con las persianas y las cortinas.

En el caso de estas últimas, además de la existencia de cortinas térmicas, puedes forrar las que ya tienes con foscurit, una especie de material plástico que además de aislar la habitación ayuda a oscurecerla. Y por supuesto, también puedes utilizar el truco del doble cortinado, es decir, poner dos barras, una de ellas con una tela fina y que deje pasar la luz, ideal para el verano o las horas de luz, y otra que sea más gruesa para que mantenga el calor dentro de casa.

Consulta en Anuncios Heraldo los más de 14.000 inmuebles, incluidos locales, disponibles en régimen de compra y alquiler en Aragón.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *